La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) decidió enviar una misiva de urgencia al Papá Francisco donde lo exhortan a enviar un comunicado ante la grave crisis que enfrenta Nicaragua, la Iglesia Católica, sus Pastores y Feligreses quienes son perseguidos por la dictadura de los Ortega Murillo.

“Queremos recordarle que vivimos desde hace 17 meses en un país dividido y dominado por un gobierno que dice ser cristiano y que cada día nos da señales más claras de usar el nombre de Dios en vano”, dice parte de la carta que fue enviada al Pontífice.

De acuerdo a Haydee Castillo de la UNAB, lo que se busca es la creación de un corredor humanitario para atender la situación que afronta la iglesia católica y las madres que están en una huelga de hambre en la Iglesia San Miguel de Masaya donde sus vidas junto a la del padre Edwin Román están en alto nivel de peligro.

“El día de hoy (ayer martes) hemos mandado esta carta al estado vaticano, pidiéndole al papa Francisco que pueda contribuir con este corredor humanitario”, dijo Castillo.

Además, enfatizó “estamos hablando con embajadas y con la comunidad internacional y a nivel interno decirles que la unidad inicio esta semana una reunión con diversos sectores para poder pasar a un proceso acciones con movilizaciones que junto con un paro nacional nos permitan por fin abrir el camino a la libertad y la justicia”.

Comentar