Para la dictadura del Frente Sandinista que está en el gobierno de Nicaragua, el problema de los femicidios es bajo, debido a que para ellos sólo existen 21 casos de femicidios en el país en este mes de enero de 2020.

Mientras tanto los organismos de derechos humanos que también protegen los derechos de las mujeres, han informado en sostenidas ocasiones que van 63 mujeres asesinadas por sus parejas, por lo que lanzan duras críticas a las declaraciones de la vicedictadora Rosario Murillo.

“El 81 % de las víctimas eran amas de casa y esto en relación a los casos que hemos tenido en el año 2019. En el año 2019 fueron 21 femicidios”, dijo Murillo ayer jueves 30 de enero a través de los medios de propaganda oficial.

“La mayor ocurrencia de delitos, de femicidios, se da en Jinotega, en el Caribe Sur, en Managua, luego Boaco, Chontales, Chinandega. Y las edades son entre 26 y 45 años. La mayor parte de las víctimas, 17 amas de casa o trabajadoras por cuenta propia y en 13 de los delitos, son 21 decíamos, los agresores utilizaron armas blancas”, explicó.

Murillo realizó el anuncio de la creación de una Comisión Especial que estará a cargo de desarrollar una campaña contra estos crímenes. Murillo se limitó a decir que la mayoría de los casos están asociados a “discordia entre parejas”.

La comisión oficialista, está coordinada por la Fiscal General de la República, Ana Julia Guido, y la presentará en un informe el lunes 3 de febrero.