La integrante de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) Violeta Granera, manifestó que la oposición se encuentra uniéndose para poder confirmar un partido político de cara a las elecciones presidenciales, puesto que prefieren hacer esto antes de ser parte de un partido tradicional.

“El acuerdo hasta ahora ha sido, que tengamos el derecho y que exijamos el derecho a tener casilla propia, emblema propio, personería jurídica propia como una gran coalición azul y blanco; no estamos por ir pegados a ninguna organización política tradicional, porque creemos que la población está demandando una propuesta nueva”, dijo Granera.

“La unidad no es solamente con fines electorales, tiene tres momentos: dar la batalla para lograr un proceso electoral creíble, el momento electoral, y el momento post Ortega para el que nos estamos preparando” agregó.

La UNAB afirma a través de Twitter que su Asamblea Ciudadana “acordó el 15 de julio, trabajar todos para impulsar una coalición Azul y Blanco donde quepamos todos los que estamos verdaderamente dando la lucha por liberar Nicaragua. Y en eso trabajamos”.

El pasado lunes 21 de octubre, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia llamó a todos los movimientos sociales y políticos a la unidad contra el dictador Daniel Ortega.

Sin embargo, explicó que esta unión, “no será una coalición electoral diseñada para una contienda específica, sino una unión basada en un acuerdo de país que una vez logrado el triunfo electoral, perdure indefinidamente y camine por una senda trazada de reformas políticas, sociales y económicas”.

Las elecciones presidenciales en Nicaragua tienen programación para el mes de noviembre de 2021, aunque la oposición ha exigido el adelanto de los comicios, y Ortega se ha negado al adelanto, afirmando que esto viola la Constitución del país.