Economistas independientes ya habían anunciado el cierre de estas gasolineras

Las gasolineras de la dictadura sandinista, que fueron sancionadas como DNP-Petronic en diciembre pasado por los Estados Unidos, decidieron cerrar de manera repentina el pasado martes de forma “temporal”, provocando aún mayor incertidumbre al precario panorama socio económico de esta nación centroamericana.

Un comunicado divulgado con fecha 23 de marzo de 2020, que fue enviado con el sello de “Petronic” a 15 estaciones de servicio indica que es una “suspensión temporal” del despacho de combustibles en las bombas.

“Por este medio le informamos que se suspenderán los despachos de combustibles de manera en estaciones de servicio listadas en el presente comunicado esto debido a que estarán realizándose trabajos de mantenimiento mayor”, dice el comunicado.

También llaman a los que usan “tarjetas Petrocard y cupones” para que utilicen 12 estaciones alternativas que se mantendrán abiertas, cinco de ellas se encuentran en Managua, dos en León, tres en Diriomo, una en Sébaco y otra más en Chinandega.

Los cupones son los que despacha el Ministerio de Hacienda al gobierno dictatorial de los Ortega Murillo, Corte Suprema de Justicia, Asamblea Nacional, Consejo Supremo Electoral, instituciones descentralizadas y demás dependencias del gobierno para el rellenado de combustibles.

La gasolinera de la Colonia Centroamérica se ha visto llena durante el día de ayer martes con vehículos del estado, sin ofrecer atención a los particulares.

Comentar