Los familiares de la “banda de los aguadores” llevaron a cabo un plantón en el interior del centro comercial Galería Santo Domingo donde exigieron la liberación de todos los presos políticos, de estos 23 de ellos pasaron su segunda Navidad secuestrados en las mazmorras sandinistas.

Durante la protesta que fue filmada por familiares, amigos y visitantes del Centro Comercial, se pudo notar que centenares observaron esta expresión popular en rechazo a las políticas represoras del régimen de los Ortega Murillo.

“Mientras hayan presos políticos, no hay libertad en Nicaragua” afirmaron estos familiares, al mismo tiempo gritaban varias consignas como, “que pase el agua”, “la solidaridad no es un delito” y “pueblo únete”.

Es confirmado que los visitantes que estaban haciendo sus compras en este centro comercial se juntaron al plantón, y entonaron las sagradas letras del himno nacional nicaragüense.

Estos ciudadanos son parte de los reos políticos que tiene la dictadura sandinista que supera la cifra de 160. Fueron secuestrados el pasado 14 de noviembre de los corriente cuando llegaron a la Iglesia San Miguel en Masaya para llevar agua al padre Edwin Román y a un grupo de madres de presos políticos que exigen sean liberados los apresados de conciencia.

El sandinista juez suplente del juzgado quinto de distrito penal de audiencia de Managua Cruz Adalberto Zeledón, remitió a juicio a los 16 manifestantes y les mantiene la prisión preventiva. Programó juicio oral y público para el 30 de enero del año 2020 a las 10 de la mañana en el juzgado que designe la oficina de recepción y distribución de causa y escrito.

Comentar