Los universitarios y ciudadanos en general, el gran capital de Nicaragua se prepara para establecer y renovar con nuevos términos la alianza que tienen con el Frente Sandinista en el poder, tras haber disminuido las voces opositoras y crear un movimiento de falsos opositores.

“Ortega-Murillo y el capital ya están dando los pasos para medio remendar la situación socioeconómica y política del país para evitar más sanciones norteamericanas, de la comunidad europea y acciones que se pueden dar en la OEA. Ellos saben, Ortega y el gran capital, que la situación económica es muy frágil”, agrega.

“El posible tránsito de la recesión a la depresión económica es muy probable en el corto plazo con consecuencias nefastas para Ortega-Murillo y para el gran capital. Por eso su apuro de negociar a escondidas, separando de las negociones el tema de los presos, los muertos, los exiliados, etcétera”, analiza Vargas a través de un breve escrito.

Comentar