Ni en el extranjero dejan en paz a protestantes nicas

La comunidad nicaragüense en El Salvador organizó un festival gastronómico para recaudar fondos a fin de ayudar a jóvenes refugiados, sin embargo la actividad sufrió un suceso ante la presencia de grupos de simpatizantes al Gobierno de Daniel Ortega que se apostaron en el mismo lugar donde se encontraba la actividad pro “azul y blanco”.

En las imágenes se puede observar a los sandinistas portar carteles, camisetas y tambores, el ambiente no pasó de insultos y empujones.

“¡Váyanse que nadie los queremos aquí!”, gritaba la comunidad nicaragüense que pese al altercado continuo con la iniciativa.

Aproximadamente 23 mil nicaragüenses se encuentran exiliados en Costa Rica en albergues temporales e incluso durmiendo en las calles del vecino país.