Aunque han pasado ya casi cinco años desde su supuesto comienzo y no se ha construido absolutamente nada

Con el slogan de “La globalización enloquecida: ¡Alto al canal de Nicaragua!” surge una nueva propuesta para recaudar firmas en contra del proyecto canalero de la dictadura sandinista dirigida por Daniel Ortega.

“Nicaragua está planeando un nuevo canal para buques portacontenedores y petroleros. Si bien el proyecto es económicamente importante para China, la fuerza impulsora aparente detrás del canal, significaría bosques pluviales destrozados, reasentamientos masivos y la destrucción del ecosistema del Lago de Nicaragua. Por favor, hable en contra de este desastre ambiental que se avecina”, indica el mensaje principal de la iniciativa a cargo de Rainforest Rescue, un organismo ambientalista.

El llamado lo hace al gobierno nicaragüense a que “No sacrifique el medio ambiente de Nicaragua y el bienestar de su gente por un nuevo canal para petroleros y portacontenedores”.

La carta dice que “Mientras el presidente Daniel Ortega está promocionando el Canal de Nicaragua como el comienzo de una nueva era, miles de ciudadanos comunes están tomando las calles y pidiendo que se detenga el proyecto”.

Recuerda las principales afectaciones que causaría a la naturaleza incluyendo que “el proyecto dejaría una franja de destrucción de 20 km de ancho de costa a costa”, informa Trinchera de La Noticia.

“El impacto en los nicaragüenses y su entorno sería profundo: al menos 100,000 personas enfrentan un reasentamiento forzado, 400,000 hectáreas de selva tropical – el hábitat de jaguares, tapires y monos araña – serían devastadas” y que “se dragaría un canal de 90 km a través del lago Nicaragua, el reservorio de agua dulce más grande de América Central, para dar cabida a los petroleros y gigantes de contenedores, en detrimento de la fauna única del lago, que incluye peces sierra y tiburones toro en peligro crítico”, concluye la ONG que pide a las personas que “hablen en contra de este desastre en camino y firme nuestra petición al gobierno de Nicaragua”.