El acontecimiento ocurrió en el barrio Sor maría Romero el pasado fin de semana (domingo) a eso de las cuatro de la madrugada cuando hombres desconocidas en un carro sin identificación irrumpieron el hogar de Francis dejando daños materiales y afectaciones en la infraestructura del sitio.

La ciudadana perjudicada sospecha de sus vecinos, ya que muchos de ellos son fanáticos del gobierno, ella calcula que lo hacen a propósito para meterla en miedo y provocar conflictos porque es opositora a la política del gobierno.

Francis no estaba en la casa a la hora del allanamiento, fue avisada tras lo sucedido por algunos vecinos, «La versión de mis vecinos es muy clara que vieron un vehículo parqueado. Se llevaron útiles escolares, un plasma pequeño, un cilindro; siento que esto fue para disimular y no un robo, no sé qué era lo que buscaban», afirma la afectada.

Tras el allanamiento, la mujer negó un posible secuestro por ser parte de la oposición, pero dice que las figuras políticas del barrio como en el caso de los secretarios políticos tuvieron que ver porque le tienen odio ya que ha sido invitada a sus reuniones y esta se niega a ser parte de esas negociaciones, agrega que, “Para septiembre puse mi bandera (En su casa), para mí es algo que tiene que ver con los del barrio por que los vecinos se atemorizan; yo no creo que sean ladrones porque no se llevaron todo”.