El Obispo de la diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata, brindó declaraciones a Breitbart News donde denunció que el régimen de los Ortega Murillo, que contienen la ideología marxista, persiguen a los miembros y líderes de la Iglesia Católica y cometiendo “asesinatos y crímenes contra la humanidad” desde que dieron comienzo las protestas antigubernamentales.

Los católicos en Nicaragua prácticamente no pueden ni organizarse ni reunirse con libertada para vivir las enseñanzas de Jesús. Entre la población nicaragüense hay un 85 por ciento que son cristianas o católicas, sin embargo el dictador Daniel Ortega se mantiene intentando reprimir la fe.

Mata dice que las pandillas sandinistas aterrorizan a los manifestantes que son particularmente activas en las zonas rurales donde los periodistas también sufren dificultades para penetrar.

La Iglesia Católica ayuda de manera activa al movimiento en favor de la libertad, mediando con los sandinistas y ofreciendo santuario a los estudiantes que lo buscan en las iglesias. Monseñor Mata era parte del clero católico como mediador con el gobierno y, después de que fracasaron las conversaciones, llamó a Ortega a volver a la mesa de negociaciones y dejar de matar gente.

“El gobierno local solicitó la intervención de la Conferencia Episcopal de Nicaragua para buscar una solución al problema. Hicimos lo nuestro, ayudamos a crear órganos de la sociedad civil para dialogar con el gobierno”, explicó Monseñor Mata. El gobierno recurrió a “asesinatos y crímenes contra la humanidad”.

El régimen de Ortega está “cometiendo crímenes contra la humanidad y no quiere ceder de ninguna manera los espacios necesarios para que las personas, utilizando los poderes que tienen, puedan manifestar su voluntad”, dijo Monseñor Mata.