El joven Kevin Adrián Mora, que fue uno de los secuestrados por la policía del régimen sandinista, hace 3 semanas y después puesto en libertad después de 7 días secuestrado en el nuevo Chipote, realizó la denuncia de los hechos que vivió en esos días.

“Fui golpeado y drogado antes de realizarme entrevistas” me señalaron de tranquista y terrorista, recibiendo en todo momento malos tratos, golpes y amenazas, además en contra de su persona, contra su familia.

“Me advirtieron que no volviera a manifestarme en contra del gobierno, que me tendrían vigilado y si lo volvía hacer que me arrestarían y sería peor”, dijo el ex preso político.

“A diario vienen afuera de mi casa, policías, paramilitares y CPC del barrio, no puedo ir a la venta por el temor que me vuelvan a llevar preso, solo por no estar de acuerdo con la dictadura”, contó el joven Kevin quien es habitante de un barrio de Managua.