El jefe de operaciones del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, denunció de manera pública que los principales aliados de la dictadura de Nicolás Maduro, que son Rusia y China, tienen planes de estrategia “con el objetivo de socavar los intereses y alianzas de Washington”.

Faller hizo la denuncia de que Rusia, por ejemplo, hizo la instalación de una base de entrenamiento militar en Nicaragua, en tanto en Venezuela ayuda a apuntalar al régimen de Nicolás Maduro, también usando equipamiento bélico y mantenimiento aviones de combate de fabricación rusa.

Sobre China, Faller recordó que “Beijing tiene 56 acuerdos portuarios y cada vez más tierras, todo mientras que limita capacidades de las naciones”.

Y es que tanto China como Rusia tienen su presencia en América Latina, y a pesar de que son los países que han apoyado al régimen decayente de Maduro, aún no han recibido la presión suficiente para dejar a la dictadura.