El general Julio César Avilés, jefe del Ejército de Nicaragua, sería promovido para ser sancionado por los EEUU por declaraciones fuertes contra organismos de derechos humanos.

El director para las Américas de la Fundación internacional Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, anunció que el jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, sería uno de los próximos a engrosar la lista de los sancionados por los EEUU, el pedido al parecer tiene resonancia ante el Congreso y el Departamento de Estado norteamericano.

En declaraciones al canal 100% Noticias, tras su participación en la 42 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, Suiza, Vivanco manifestó que se deben analizar las declaraciones que hizo el general Avilés el pasado 2 de septiembre cuando atacó a las oneges y juró fidelidad al dictador Daniel Ortega. Semanas antes, Avilés había descartado la existencia de paramilitares.

“Vamos a examinar con cuidado las declaraciones del jefe del Ejército y así como hemos propuesto al Congreso de los Estados Unidos y al Departamento de Estado que se aplique la Nica Act, vamos analizar sus declaraciones para ver si lo incluimos y sugerimos que su nombre se incluya en esos listados y sea debidamente sancionado”, afirmó el director para las Américas de Human Rights Watch.

“Voy a darme el trabajo de revisar con mucho cuidado cuáles son los alcances de las declaraciones formuladas por este personaje. Si nos parece que este general está avalando los abusos cometidos por el régimen, creo que podría ser un buen candidato para que se le apliquen sanciones en el Congreso de Estados Unidos”, advirtió.

Comentar