La policía del régimen sandinista se tomó la carretera a Masaya ante el anuncio de la Marcha de la Burla contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

A pesar de ello no pudieron impedir piquetes en varios puntos del país, pero los más sonados ocurrieron en edificio de los Pellas y la UCA.