Fidel Moreno es uno de los mejores hombres de confianza de la dictadura sandinista.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno renunció a su puesto como presidente de la Junta Directiva del equipo de futbol del Real Estelí, sin precisar las razones.

Sin embargo, la renuncia podría ser ante la aplicación de la Ley Magnitsky, que incluyó a Moreno y a otros funcionarios el comisionado Francisco Díaz y el exvicepresidente de Alba de Nicaragua, Francisco López por cometer actos de corrupción y violaciones a los derechos humanos.

En el caso de Moreno, se le señala de dirigir a “grupos armados” que han atacado a los manifestantes durante la crisis en Nicaragua que registra un poco más de 400 muertos.