Fuentes azules y blanco afirman que a pesar que en las calles de Managua y varias partes del país la presencia de policías del régimen Ortega Murillo ha levemente disminuido, lo que sí han confirmado es que han emprendido una nueva estrategia.

Esta consiste en infiltrar a las comunidades, barrios y comarcas de Nicaragua a través de supuestos vendedores callejeros, limpiadores de carros, andan de pordioseros falsos, recogen botellas y hasta vendedores de helados se han vuelto, una estrategia utilizada en los ochenta, denuncia la Unidad Estudiantil de Secundaria.

Esta nueva medida es para poder infiltrar focos de protestas contra el régimen totalitario del Frente Sandinista, y de esta manera evitar que los ciudadanos vuelvan a protestar contra los Ortega Murillo, agrega esa organización estudiantil.

Comentar