Cómo se nota la mala intención de este gobierno. Desde que se conoció que quiere ir a la Asamblea General de la ONU, incrementaron el asedio nocturno haciendo caravanas a la media noche, sonando la canción de guerra..los ataques a la iglesia volvieron, los detenidos de forma ilegal están aumentando de forma vertiginosa, las marchas azul y blanco son cada vez más amenazadas, no las dejan salir, agreden y persiguen, un paro vehicular los obligó a sacar grúas , camiones y hasta a poner a hacer el oficio policial más viejo del mundo, dar vía en las calles, algo que ya están olvidando por estar ocupados en la represión o en las decenas de multas recaudatorias.

Dictador Daniel Ortega.

Que el anciano éste, que le ha dado por vestirse de azul y blanco en estos días quiera ir a la ONU tendrá sus consecuencias para este país: Tener historia que contar en su discurso y de allí que estas dos semanas previas tendrán que ser tomadas con mucho cuidado.

Para que pueda leer su historia torcida, se verán obligados a crear más mentiras basadas en la represión..como el caso de Bismarck, una de esas farsas que como las otras se les salió de las manos y fue descubierta su treta.

Septiembre es el mes de acumulación de pruebas, porque los otros ya han Sido desenmascarados en los foros internacionales. A este mes hay que sumarle la patrulla policial que ellos quemaron para justificar una agresión a todas luces planificada.

Están anunciando el ingreso de grupos armados de ciudadanos, están diciendo que Monimbo ya pronto hará una guerra,. Están causando terror y provocación , aprovechan los ánimos y el enojo de la gente para buscar su reacción violenta. Buscan su justificación, por eso en estas dos semanas, hay que protestar pero no dejarse provocar.

Hay que evitar a toda costa seguirles el juego. Porque ellos no tendrán argumentos para su defensa, pues el “ataque” de globos no lo incluirán por vergüenza.

Alerta estos días. Serenidad y lucha persistente. El mes llama a la libertad cívica. No a la provocación. Nicaragua debe construir un futuro justo, no violento. La lucha por la libertad es esta y ahora.