Foto del sacerdote Ramón Alcides Silva

El sacerdote Ramón Alcides Silva, quien dirige la parroquia del municipio de El Jícaro departamento de Nueva Segovia de la Diócesis de Estelí, fue detenido después de que en su última misa, afirmara que la Policía Nacional está para proteger al pueblo y no para reprimir a los habitantes de Nicaragua.

En horas de la noche del pasado sábado 7 de diciembre, durante la celebración de la Purísima en toda Nicaragua, el padre Alcides Peña, fue detenido en la ciudad de Ocotal cuando se disponíar a encontrar a un diácono de apellido Santamaria.

La policía señala una supuesta alteración al orden público que jamás ocurró. Aunque fue puesto en libertad en horas de la mañana del domingo 9 de diciembre.

Muchos califican que esta situación fue extrema, y critican la déspota actuación del régimen de Daniel Ortega, que usando un doble discurso, ejecuta ataques contra los pilares de la Iglesia Católica.