El presidente de EE.UU., Donald Trump miro con agrado la renuncia del presidente izquierdista de Bolivia, Evo Morales, manifestando que despejó el camino para la democracia en ese país sudamericano.

“Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por exigir libertad y al ejército boliviano por acatar su juramento de proteger no solo a una persona, sino a la constitución de Bolivia”, aseguró Trump en un comunicado ayer lunes.

Bolivia se encuentra en un caos después de una noche de ataques incendiarios y enfrentamientos por pate de seguidores de Morales.

Evo Morales renunció el pasado domingo después de las irregularidades electorales que desencadenaron semanas de violencia e intervención de las fuerzas armadas. La declaración de Trump vienen a ser la primera comunicación oficial de la administración con respecto a la salida de Morales.

La Secretaría de Prensa de la Casa Blanca preseta esta declaración “Para su difusión inmediata” poco antes del mediodía del lunes:

“La renuncia ayer del presidente boliviano Evo Morales es un momento significativo para la democracia en el hemisferio occidental. Después de casi catorce años y de su reciente intento de desconocer la constitución boliviana y la voluntad del pueblo, la salida de Morales preserva la democracia y allana el camino para que se escuche la voz del pueblo boliviano. Estados Unidos aplaude al pueblo boliviano por demandar la libertad, así como a las fuerzas armadas bolivianas por cumplir con su juramento de defender no solamente a una sola persona, sino a la constitución de Bolivia. Estos eventos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán. Estamos ahora un paso más cerca para que todo el hemisferio occidental sea democrático, próspero y libre”.