En el acto del 40 aniversario del Ministerio de Gobernación, el dictador Daniel Ortega subrayó el trabajo de los custodios del Sistema Penitenciario Nacional por según él, realizar un fuerte trabajo al resguardar a los prisioneros y sus familias.

Para el régimen de Ortega “trabajar en el Sistema Penitenciario no es fácil y tenemos que reconocer la labor de los compañeros” porque “de repente tienen que enfrentar situaciones difíciles”, dijo.

El mandatario hizo énfasis a la necesidad de mayor inversión para que hayan menos conglomeración en las cárceles del país, para que “tengamos en las prisiones una población en condiciones más humanas, a eso apuntamos y en esa dirección trabajamos”, dijo.

Entre estas palabras de halagos a funcionarios del sistema penitenciario, Ortega no quiso hacer mención al asesinato a sangre fría contra el preso político Eddy Montes que se encontraba en la cárcel La Modelo y la gran cantidad de denuncias de tratos crueles y torturas dentro de las cárceles de Nicaragua.

El dictador Ortega más bien entregó condecoraciones a ocho funcionarios del Sistema Penitenciario, ocho de la Dirección General de Migración y Extranjería y nueve de la Dirección general de Bomberos, a quienes les entregó la Medalla al Mérito Comandante Marcos Somarriba.