Dictador Ortega compra lealtad de exmilitares al darles títulos de propiedad que nunca quiso dar

Llevaron años exigiendo estos exmilitares que la dictadura Ortega Murillo les entregara un título de propiedad, y ahora que el régimen está en peligro se los entregan

El dictador Daniel Ortega sigue ha prácticamente comprado la lealtad de los exmilitares al realizarles entrega de títulos de propiedad a cientos de retirados del Ejército Popular Sandinista y del Ministerio del Interior.

El pasado sábado 24 de agosto fueron más de 50 exmilitares de Rivas, Chinandega y Managua quienes llegaron a las instalaciones del Ministerio de Gobernación donde obtuvieron los documentos que los acreditan como legítimos dueños de terrenos, fincas y casas. Este grupo viene a ser nada más que una pequeña parte de 306 exmilitares que durante este mes recibieron sus títulos de propiedad.

En el acto de entrega, Deyanira Cordero, procuradora auxiliar de la Procuraduría General de la República (PGR), dijo que esto “es parte de la reconciliación y la paz que impulsa el presidente Daniel Ortega”.

“Hoy me siento orgulloso al obtener este título otorgado por el comandante Daniel, un hombre que junto a nosotros trabajó y trabaja por la paz del país”, dijo el exmilitar Rigoberto Hernández.

El pasado sábado 17 de agosto a otros 75 exmilitares se les fueron entregados los títulos de propiedad. En el acto, realizado en el Ministerio de Gobernación, estos dijeron que ahora si dan su respaldo a Ortega.

“Ya me dieron mi título de propiedad y por lo consiguiente no me siento olvidado, más bien se siento apoyado por Daniel y doña Rosario”, indicó Francisco Simeón Selva, originario de Managua.

“Nuestro comandante Daniel nos está garantizando (títulos) a los pobres, aunque sea una parcela y nos está cumpliendo. Esto es nuestra Revolución, esto es nuestro Frente Sandinista”, dijo por su parte Wilfredo Augusto Álvarez, un exmilitar originario de Tola, Rivas.

El dictador cuenta entre los exguerrilleros, retirados del Ejército y exfuncionarios del Ministerio del Interior, gran parte de sus fuerzas paramilitares. El fin de semana pasado más de 500 de estos integraron en el Caribe Sur un autodenominado “Batallón de la Paz”, formado por adultos mayores a quienes se les entregarían armas de guerra.

“El título de propiedad es un respaldo que me acredita como dueña de mi terreno, agradecida con el comandante y la compañera porque nos han escuchado y nos han dado respuesta. Ya nadie nos va a sacar de nuestras casas y esperamos que Dios siga bendiciendo a nuestros gobernantes”, dijo la retirada Estela Mendoza.

Comentar esta noticia

Your email address will not be published. Required fields are marked *