La Policía del Frente Sandinista (FSLN) incrementó en 2019, por primera vez después de muchos años, la asignación presupuestaria en comparación al que recibe el Ejército de Nicaragua. El dictador Daniel Ortega les hizo la entrega en el presupuesto de este año la cantidad de tres mil 586 millones 700 mil córdobas, mientras en la reforma aprobada volvió a darle prioridad a la organización represora.

Ortega ascendió a 79.7 millones de córdobas adicionales a la institución que maneja su consuegro Francisco Díaz.

Porcentualmente, el ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), perjudicado por la baja de los desembolsos de los organismos financieros internacionales logra una inyección adicional de 1,254 millones de córdobas.

En tanto, el ministerio de Salud, que tiene la peor de las epidemias de dengue de la historia, recibió 801 millones de córdobas, el ministerio de Educación 761 millones más; mientras el Ministerio de Hacienda llegó a 462.6 millones de córdobas que no han sido explicados cuál será el destino de semejante partida.

La Corte Suprema de Justicia alcanzó a 200 millones de córdobas adicionales; el Consejo Supremo Electoral C$192 millones; la Asamblea Nacional 28.1 millones más.

De esta manera expulsan a los líderes sandinistas de UNEN de la Universidad Agraria.

Comentar