El director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Pablo Cuevas, calificó de haber sido un “acto demencial” la agresión ejercida por el jefe de la Policía de León, comisionado Fidel Domínguez, en contra los integrantes de la familia Reyes Alonso de esta ciudad universitaria.

De acuerdo al activista, Domínguez ejecutó “flagrantes violaciones” a la Constitución y a las leyes del país donde claramente prohíbe el delito de la tortura.

“El viernes de la semana pasada estuvimos trabajando en Chinandega y pasamos por la vivienda ante el ensañamiento de las autoridades contra la familia. El día de ayer llegamos poco después del mediodía y pudimos observar el destrozo que cometieron los policías jefeados por el comisionado Fidel Domínguez”, dijo Cuevas durante una conferencia de prensa.

“Escuchamos de viva voz de la Dra. María Eugenia Alonso, de don Diego Ramón Reyes y del hijo de ambos, Diego Reyes Alonso, la descripción de la brutalidad policial de cómo fueron tratados” por la Policía.

Cuevas aseguró que Domínguez y la institución “cometieron una cantidad de delitos en su procedimiento” que describió a continuación.

Leer también: Causa indignación y críticas acción policial que obligan a familia Alonso a repetir palabras de Murillo

“Hablamos de que rompieron el portón principal, causaron daños a la propiedad, allanaron la propiedad sin la respectiva orden judicial, sometieron a la familia a tratos crueles, inhumanos y degradantes y por si fuera poco fueron sometidos a la humillación. Antes fueron sometidos a esos golpes y tratos inhumanos. Los cachetearon, los patearon, los lanzaron al suelo, allí los continuaron agrediendo, estrujaron sus cabezas con sus botas policiales contra el suelo, fue increíble la cantidad de abusos cometidos contra esta familia, al punto que cabe el delito de tortura”, dijo Cuevas.

“No terminamos de sorprendernos por el tipo de acciones cometidas como obligarlos mediante coacción a grabar un video que es nulo, nulo de toda nulidad, que demuestra el grado de demencia al que han llegado las autoridades”, dijo.

“En qué cabeza cabe que un oficial de la policía del rango que tiene el comisionado Domínguez le dicte a los ciudadanos que graben mientras él está exigiendo que graben tal cosa”, afirmó el activista de CPDH.

Comentar