El líder estudiantil y excarcelado político Bayron Estrada realizó la denuncia ayer martes ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que leva 8 meses siendo víctima de asedio y acoso por parte la Policía Orteguista de León en conjunto con los paramilitares al servicio del régimen de los Ortega Murillo.

A pesar de contar con las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el joven recibe a diario ataques por ser una voz crítica al régimen sandinista, entre los que destacan amenazas de muerte, destrucción y robo en propiedades de su familia.

“Amenazas de muerte, intimidación y asedio constantes desde hace ocho meses por parte de la Policía Orteguista de León y por parte de paramilitares encabezados por Camilo Báez, Rafael Vallecillo… (Ellos) han sido los cabecillas de actos de intimidación, amenazas, destrucción de mi casa, de nuestros negocios en León”, declaró Estrada.

El dirigente universitario contó que el pasado 25 de noviembre fue asaltado un gimnasio, que es el negocio familiar donde tuvo una pérdida de 6,900 dólares y la Policía sandinista hasta la fecha no da ninguna respuesta sobre la denuncia de robo.

“El 4 de enero fue amenazada de muerte mi mamá, en el cual ingresaron a la casa cuatro personas encapuchadas. Llegaron hasta el porche donde tenemos unos árboles y mi mamá al escuchar la bulla abrió una de las ventanas y fue amenazada con un puñal el que dejaron tirado en la acera de la casa”, agregó Bayron.

Comentar