Al fin Luis Almagro hace una fuerte exigencia a la dictadura sandinista: “Ya es demasiada la sangre derramada”

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió el cese de la violencia en Nicaragua. Lo hace durante una sesión en la que denunció que ya es “demasiada la sangre derramada” y mencionó que estaría recurriendo al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

La audiencia del Consejo Permanente de la OEA sobre Nicaragua ocurre en momento que se cumplen seis meses desde el inicio de las protestas, que iniciaron con marchas contra un proyecto de reforma de la seguridad social, luego abandonado, y que evolucionó hacia manifestaciones que piden la salida del presidente Daniel Ortega.

“Hoy sucede exactamente algo terrible en Nicaragua. Ya es demasiada la sangre derramada. Llegó la hora de exigir, de reclamar, inquirir, solicitar y demandar que se detenga el actual momento de violencia”, dijo Almagro.

“Las denuncias de las víctimas tienen que ser repetidas y sus testimonios deben ser conocidos”, agregó el secretario general de la OEA.

Almagro dijo que “la continuidad de las políticas represivas obligará a recurrir al procedimiento del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana”, en referencia a una disposición para convocar una sesión del Consejo Permanente para evaluar la situación y “promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

“Tenemos que ser la voz de los sin voz. Las víctimas son quienes deben ser escuchadas, despertar a la justicia y llamarnos a la acción”, dijo Almagro en su cuenta de Twitter en la que presentó el testimonio de Marco Novoa, “brutalmente torturado por la represión del régimen”.