Ciudad de Masaya. Dennis Javier Palacios Hernández, 31 años, de profesión panadero y también otro autoconvocado que quiere hacer cambios a favor de la democracia del país. La Policía del FSLN de esta ciudad lo secuestra hace tres meses señalado de ser el supuesto autor de la detonación de una bomba de contacto.

En dos ocasiones, en septiembre y octubre, se le dijo que iría a juicio pero el caso se mantiene en la sala de espera del Juzgado Séptimo de Distrito Penal de Juicio de Managua, desarraigado de su jurisdicción y sin que haya algún respeto al debido proceso en su contra, denuncian sus familiares y abogados expertos en la materia.

El abogado Julio Montenegro, líder del bufete legal Defensores del Pueblo y quien se encuentra a cargo de la defensa de Palacios Hernández dijo que al inicio el proceso fue suspendido por el juez Melvin Vargas García escudándose en que, supuestamente, el Sistema Penitenciario de Tipitapa no lo llevó ante su tribunal… dos veces.

“El pasado 27 de septiembre juicio reprogramó el juicio y lo mismo ocurrió el 8 de octubre por la presunta misma razón, porque el acusado no estaba “presente”, afirmó el defensor de los presos políticos a la prensa independiente.